Contactos Periodista Sandy de la Rosa 809-350-6395
Facebook Twitter Google +1     Admin

Las dificultades del maestro por su carente sueldo en la RD

20090805215844-12.jpg

Por Víctor Suárez

 

Antes de amanecer el día, el maestro está de pie frente a la cama. Un café para marcharse, a veces  nada, una tiza, un borrador y a la habitual batalla.

 

Yo me pregunto: ¿que come un maestro? ¿Como viste? ¿Como y donde vive un profesor con un salario que sobrepasa el límite de la miseria? ¿Como sobrevive? ¡Como se acostumbra un ser humano a la carencia! ¿Que puede enseñar una persona que lleva su mente ocupada con la necesidad? Creo que también lo que instruye es su propia insuficiencia.

 

Aterra esa pasividad del maestro ante su situación económica, esa actitud que a todos hace creer que están viviendo en la opulencia, en techo propio, que al parecer tienen la tecnología y las herramientas a mano, para hacer un trabajo con excelencia, para limar el entendimiento de los alumnos. No luchan, no exigen el derecho a vivir como maestros de verdad.

 

Los discípulos caen en la mano del maestro como un papel en blanco y de lo mucho que debe traer el experto en su caja de conocimiento, se llenará ese cerebro cándido, pero, como la carencia es generalizada en el maestro, eso es lo que se transferirá al pupilo, y esa insuficiencia será arrastrada el resto de la vida, en esos que buscando la verdad completa, y sólo encuentran una realidad a media en un maestro poco tecnificado y poco ilustrado.

El artículo no está completo, para verlo enteramente entre a http://www.victorsuarezdelaceiba.blogspot.com/

Miércoles, 05 de Agosto de 2009 21:58 sandy sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.