Contactos Periodista Sandy de la Rosa 809-350-6395
Facebook Twitter Google +1     Admin

A prisión propietario y empleada de negocio se dedicaban a la explotación sexual

20151127205113-sin-titulo.jpg

Barahona.- El Ministerio Público logró que fueran impuestos tres meses de prisión preventiva en contra del propietario y una empleada del “Bar de Mikin”,  localizado en esta provincia, donde fueron rescatadas 10 menores de edad de entre 14 y 17 años, varias de ellas  que presuntamente eran víctimas de explotación sexual comercial y proxenetismo.

El Juzgado de la Instrucción de Barahona dictó la medida de cautelar en contra del propietario del negocio, el señor Amado Cuevas (Mikín), y de la empleada Johanny Hernández Paredes (Yohanna), quien supuestamente se encargaba de vigilar y coaccionar a las adolescentes.

El Ministerio Público, que estuvo representado por el procurador fiscal titular de Barahona, Yván Ariel Gómez Rubio, y los procuradores fiscales Manuel Edgardo Cuesta Ramón, Abraham Carvajal Medina y Corintio Torres, les atribuye a ambos imputados la violación de los artículos 22, 23, 410 y 412 del Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes (Ley 136-03).

El magistrado Yván Ariel lamentó que a pesar de presentar pruebas contundentes que vinculan a los imputados con los hechos, el tribunal rechazara la petición de disponer el cierre del citado establecimiento.

 

El tribunal ordenó que Amado Cuevas y Hernández Paredes cumplan la prisión preventiva en la cárcel pública de Barahona y en el Centro de Corrección y Rehabilitación Femenino de Baní, provincia Peravia, respectivamente.

 

Según las informaciones obtenidas en el proceso investigativo, los imputados cobraban sumas entre RD0  y mil 500 pesos para que los clientes pudieran sostener relaciones sexuales con alguna de las adolescentes que se encontraban en su negocio. Además las adolescentes, consumían y vendían bebidas alcohólicas en dicho bar.

Las mismas fueron localizadas tras un proceso de investigación de la Procuraduría Especializada contra el Tráfico Ilícito de Migrantes y la Trata de Personas y la Procuraduría Fiscal de Barahona, a cargo de los magistrados Jonathan Baró Gutiérrez y Gómez Rubio, luego que los casos fueran denunciados ante el Ministerio Público.

 

 

 

Viernes, 27 de Noviembre de 2015 20:51 sandy sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.