Contactos Periodista Sandy de la Rosa 809-350-6395
Facebook Twitter Google +1     Admin

Cosas estúpidas

El otro día vi a alguien peleando con una lata que contenía leche de coco. Me pregunté por qué en pleno siglo XXI tenemos que seguir intentando que el abrelatas no resbale y tener ojito de no cortarnos en un descuido. Así pues me puse a hacer una lista de las cosas que no tenían sentido hoy en día, y aquí está:

El teletexto:

Es lento, no va bien, se ve fatal, es feo y su utilidad se ve resentida por esos motivos. Es de esperar que con la nueva tecnología digital en la transmisión de la tele se pueda tener un sistema mejor.

Los cedeses:

Son grandes y difíciles de almacenar, por mucho que los cuides terminan rallándose, son lentos (necesitan tiempos de acceso) y al final uno se encuentra con toneladas de cedés grabados con las que no sabe muy bien qué hacer. Para mí el substituto ideal son las tarjetas de memoria tipo SD card, son pequeñas, resistentes, rápidas... Lástima la diferencia de precio, pero creo que si se usaran más, bajaría significativamente su coste.

Bush:

Pues eso.

 

Baterías:

Tienes tu flamante súpermóvilblutuzconcámaradeafotosmegapísel o tu portátilcentollocongüireléyochentagigasdeporno™ para fardar pero al rato tienes que volver a casa a cargarlo. Lo más malos son los que se compran el ipot de chorrocientos y pico gigas porque así tienen siempre toda su música encima, aunque sea sin batería y no puedas escuchar más que un dos por ciento de su contenido antes de ir a buscar el cargador.

Además, las baterías de litio tienen una vida útil, y no es demasiado larga. Para cuando no puedas usar la batería, el aparato ya está desfasado y por un poco más ya te compras el último modelo.

Necesitamos baterías de larga duración ya. No nos sirve tener el móvil cargado cuatro días, que el portátil dure seis horas. Necesitamos baterías que se carguen instantáneamente y aparatos que no necesiten un cargador del mismo tamaño.

Hacer colas:

Para comprar la entrada del cine, para pedir hora en el dentista, para ir a tráfico, para matricularte en los cursos, para que te atiendan en el banco, en el ayuntamiento. ¿Por qué todas estas cosas no pueden hacerse por Internet, en tu casa y de una forma rápida, sencilla y segura?

  

Internet Explorer:

Un navegador que prácticamente no ha sido actualizado desde que apareció Windows XP. Sin pestañas, sin bloqueador de popups de serie, sin extensiones, y que a la mínima te aparecen seis adware's tocándote las narices.

Vibradores a pilas:

¡Baterías ya! siempre se terminan cuando estás usándolo y claro... O eso me lo han contado...

Envoltorios:

Vas al super, a cualquiera de la avenida Nicolás de Ovando, compras una pasta de dientes, viene en una cajita con purpurina, que refleja la luz curiosamente, y con un zona transparente para que veas los micro gránulos que contiene. Llegas a casa, abres la caja para sacar la pasta de dientes y... la tiras claro. Si repetimos para los yogures, los huevos, los actimel, los cedés (que vienen envueltos individualmente!!), etc... tenemos media bolsa de basura llena con envoltorios que sólo se usan una vez y que nos cuestan dinero. ¿Hacen falta?Antes los huevos te los vendían en bolsas, o en cartones. Ahora te los venden con un cartón abajo, una cubierta de plástico, un papelito donde poner que son huevos y todo ello envuelto con un film de plástico protector. Antes en la misma tienda retornabas los cascos y te devolvían dinero; ahora tienes que llevarlos al contenedor para que lo fundan y lo vuelvan a usar.

Viernes, 07 de Marzo de 2008 19:42 sandy sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.